¿Qué es un empaste dental?

qué es un empaste dental

¿Qué es un empaste dental?

5/5 - (1 voto)

Si alguna vez has tenido una caries, probablemente la solución que te haya dado tu dentista haya sido hacerte empaste dental. Pero, ¿qué es un empaste dental exactamente? En pocas palabras, un empaste dental es una forma de restaurar un diente que ha sido dañado por la caries. El material de empaste se utiliza para rellenar la zona del diente que ha sido afectada por la caries, y ayuda a evitar que se produzcan más daños.

Dicho de otro modo, un empaste dental es una forma de recuperar un diente que ha sido atacado por la caries y devolverle su función y forma normales. ¿En qué consiste? Se perfora un pequeño agujero en el diente y se elimina el material cariado. Para después rellenar el espacio con un material de empaste. Y todo ello será realizado por un odontólogo especialista en una clínica dental.

Tipos de empastes según el material y procedimiento

Hay varios tipos de materiales que pueden utilizarse para los empastes dentales:

  • La amalgama (una mezcla de metales)
  • El composite (una resina plástica)
  • El oro.

La amalgama es el tipo de material de empaste más común, y también es el menos caro. Sin embargo, los empastes de composite son cada vez más populares porque pueden adaptarse al color de los dientes. Los empastes de oro también son una opción, pero son el tipo de empaste más caro y no son tan comunes como los de amalgama o de composite.

La realización de un empaste dental es un procedimiento relativamente sencillo. En primer lugar, el dentista limpiará la zona cariada del diente y eliminará cualquier resto. A continuación, aplicará el material de empaste en la zona preparada y le dará la forma necesaria para que se adapte al diente. Una vez aplicado el material del empaste, el dentista utilizará una luz especial para endurecerlo.

Después de aplicar el empaste, es normal sentir algo de sensibilidad en el diente, pero esto debería desaparecer en unos días. También se debe evitar masticar alimentos duros o usar productos de tabaco durante al menos 24 horas después de hacerse un empaste. También es importante que cepillarse bien y utilizar el hilo dental con regularidad para que el nuevo empaste dure el mayor tiempo posible. Y por supuesto, ante la más mínima molestia dental, es fundamental contactar con el dentista para evitar daños mayores.

No hay comentarios

Escribe un comentarios

Abrir chat